Para la conservación de la naturaleza

Para la conservación de la naturaleza

Diez viajes a Marruecos
Escrito por Administrator   
Domingo, 15 de Julio de 2012 13:17

 

En febrero de 1993 realicé, en compañía de Honorio y Kai (ambos compañeros de Andalus), mi primer viaje a Marruecos.

Fue un corto viaje de cuatro días, que me permitió realizar una rápida exploración norte-sur, para llegar hasta Rissani.

A pesar de su brevedad, esta razia (con fines pacíficos) me permitió descubrir los bosques de cedros de Azrou, Los Tarros canelos del Col du Zad, el palmeral del Oued Ziz, el Tafilalet… y maravillarme con el soberbio espectáculo del amanecer en las dunas del Erg Chebbi.

 

01dunas Dunas del Erg Chebbi

 

Hasta el momento he tenido la suerte de poder realizar diez visitas a Marruecos para observar sus aves, sus paisajes y compartir momentos increíbles con buenos amigos, algunos de ellos incondicionales a estos viajes. Seja, Fran y yo hemos formado un buen equipo con los mismos claros objetivos y ello nos ha permitido organizar juntos gran parte de estas expediciones con excelentes resultados.

 

02grupo

Expedición de 2006 en el Jbel Sharo

 

Siempre nos ha gustado llamarlas “expediciones”, ya que en gran parte discurren fuera de las rutas turísticas, en ocasiones en zonas por donde hacía años que no circulaba ningún vehículo, con escasa o nula información ornitológica y transportando en los todoterreno todo el material y la intendencia.

Entiéndase por material: tiendas de campaña, sacos de dormir, colchonetas, mesas y sillas plegables, cocina y toda la cacharrería adjunta. Además del material “delicado”: Telescopios, trípodes, prismáticos, cámaras fotográficas, GPS, emisoras de radio para la comunicación entre vehículos etc.

La intendencia consiste en toda la comida y la bebida que vamos a consumir durante los nueve días que suele durar la expedición. Solo compramos sobre la marcha el agua (embotellada), el pan y la fruta.

 

03reparando

Arreglando el camino en Tarbart n’Tirsal (Alto Atlas)

 

En cada viaje pernoctamos al menos una noche en un albergue u hotel para poder ducharnos y degustar la cocina de Marruecos.

Todo esto unido a que, en ocasiones hemos sido hasta once participantes, la organización y desarrollo de estos viajes es de una complejidad considerable.

 04material

 Estibando el material en los coches

Con estas crónicas de nuestras expediciones quiero compartir las experiencias, “aventuras” y buenos momentos vividos a lo largo de estos años y animar a los no iniciados a adentrarse este “mundo” tan cercano y fantástico que, con seguridad, no les dejará indiferentes.

Tras esta publicación del viaje de 1993 irán apareciendo sucesivamente en esta web los nueve restantes, el último realizado en 2008.

Con ese mismo motivo divulgativo publiqué en su día en esta web tres “Viajes ornitológicos por Marruecos” con datos e indicaciones que facilitan la organización del viaje y la elección de los lugares a visitar.

Espero y deseo que a la vuelta de vuestros viajes podáis decir, como yo hago siempre, parafraseando al poeta Konstantinos Kavafis: El camino fue largo y lleno de conocimientos y aventuras, de experiencias colmado.

 

Viaje a Marruecos 1993

Viaje a Marruecos 1998

Viaje a Marruecos 2000

Viaje a Marruecos 2001

Viaje a Marruecos 2004 

Crónicas ornitológicas de los viajes a Marruecos:

 

Viaje ornitológico a Marruecos I

Viaje ornitológico a Marruecos II

Viaje ornitológico a Marruecos III

 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack