Para la conservación de la naturaleza

Para la conservación de la naturaleza

Comederos para buitres
Escrito por Carlos Segovia Espiau   
Viernes, 11 de Diciembre de 2009 19:42


Desde el inicio de las actividades del PROYECTO BUITRE NEGRO vimos la conveniencia de aportar comida suplementaria a los buitres.

comedero_buitre_001

Carlos Segovia aportando un lobo en Sierra Pelada

Con la compra de la finca Puerto Moral y la creación de la RESERVA BIOLÓGICA PUERTO MORAL decidimos iniciar el aporte de comida también en la Sierra de las Contiendas, donde está situada nuestra finca. 

Situamos el comedero en un lugar apartado de la casa y del camino principal. Arrancamos a mano el matorral en una pequeña superficie para colocar los animales muertos. Se trataba de favorecer la utilización del comedero por los buitres negros dificultando el acceso a los leonados.

comedero_buitre_002

Desbrozando el comedero de Puerto Moral

comedero_buitre_003

Primer aporte en Puerto Moral

También desbrozamos un antiguo camino existente para poder acceder al comedero con un todoterreno y un remolque.

En una primera fase, no cercamos el muladar como era práctica habitual en aquella época.

En el año 1990 cercamos el comedero con una valla de dos metros de altura para evitar la competencia de los jabalíes. Al ser estos muy numerosos, arrastraban las cabras y ovejas hasta la espesura del matorral y acababan con ellas rápidamente.

comedero_buitre_004

Rufo Franco reparando la puerta del comedero

Pero no acabaron aquí nuestros problemas con los jabalíes. La permanencia continuada de comida en el interior del cercado era un atractivo poderoso, sobretodo en verano, cuando escasea el alimento. Haciendo uso de la tremenda fortaleza que tienen, levantaban la malla, a pesar de  estar enterrada y fijada con cemento al suelo.

Durante años mantuvimos un duelo constante con los jabalíes. Ellos practicaban agujeros en el cercado y nosotros reforzábamos ese tramo de la malla. Y vuelta a empezar.

 

comedero_buitre_005

Enrique Alés cerrando provisionalmente un orificio

comedero_buitre_006

Malla reparada y reforzada

comedero_buitre_007

Malla reparada y reforzada

Organizamos auténticos campos de voluntariado para reforzar distintos tramos de la malla que habían sido levantados o estaban muy debilitados.

comedero_buitre_008

Voluntarios de Andalus reparando el cerramiento del comedero

comedero_buitre_009

Miguel Ángel e Ismael trabajando en la reparación del cerramiento del comedero

Al mismo tiempo creamos toda una red de ganaderos de la zona que nos cedían sus animales muertos o muy viejos para alimento de los buitres. Instalamos un gran congelador en una explotación de ovejas en Aroche, para conservarlos hasta que los transportábamos al comedero.

Cuando apareció la enfermedad de la “vacas locas” y con ella la prohibición de depositar animales muertos en el campo tuvimos que momentáneamente esta actividad.

Propusimos en la Comisión de Seguimiento del Buitre Negro la creación de comederos específicos para los buitres negros.

Nuestra propuesta consistía en construir comederos de poca superficie, que se pudieran trasladar con facilidad y abastecerlos de conejos muertos.

Al ser el conejo el alimento habitual de los buitres negros teníamos la esperanza de que estos comederos fueran utilizados preferentemente por estos en perjuicio de los leonados.

Al estar fabricados con una estructura ligera, podrían ser trasladados con relativa facilidad a otro lugar, en caso de no ser utilizados por los buitres.

En la reunión de la Comisión de Seguimiento del Buitre Negro celebrada en Aroche en abril de 2001, bajo la presidencia de José Guirado, Director General de Gestión del Medio Natural, se aprobó la creación de dos comederos móviles. La Delegación de Medio Ambiente de Huelva gestionaría el situado en Sierra Pelada y Andalus/Fundación Bios el de la Sierra de Las Contiendas.

También se aprobó la adaptación del muladar de Puerto Moral para el aporte de conejos.

Comenzamos inmediatamente la adaptación de nuestro comedero de Puerto Moral.

Como la valla perimetral era muy permeable para los carnívoros medianos (Zorros, meloncillos etc.), instalamos en su interior un pastor eléctrico.

Para evitar el robo de aparato generador de la corriente y de la batería procedimos a empotrar con cemento en el suelo una caja metálica con cerrojo que albergaba ambos elementos.

comedero_buitre_010

Miguel A. instalando los cables del pastor eléctrico

comedero_buitre_012

Enrique aportando conejos al comedero de Puerto Moral

Este comedero no llegó a funcionar debidamente, entre otros motivos porque los meloncillos conseguían finalmente burlar nuestras defensas y se comían los conejos antes de la llegada de los buitres.

Simultáneamente seleccionamos varios lugares en la Sierra de Las Contiendas donde depositar los conejos.

También localizamos una granja de conejos que nos suministraba los animales. Para ello convenimos con el propietario instalar  un congelador en sus instalaciones donde se congelaban a la espera de ser retirados semanalmente por nosotros.

Para el transporte desde Sevilla a los comederos buscamos dos neveras de gran tamaño, idóneas pera transportar cada vez una gran cantidad de conejos.

comedero_buitre_013

Recogiendo conejos del congelador

comedero_buitre_014

Transporte de los conejos a Las Contiendas en una nevera

Para los comederos móviles la Delegación de Medio Ambiente de Córdoba diseñó unas cancillas metálicas que unidas entre si, cerraban el comedero. Estas cancillas eran fácilmente desmontables y permitían el traslado del muladar en caso de necesidad.

La cerca dificultaría el acceso de jabalíes, que habrían acabado rápidamente con los conejos aportados.

En 2004 recogimos en Córdoba las cansillas correspondientes al comedero que nosotros íbamos a gestionar en la Sierra de Las Contiendas.

comedero_buitre_015

Remolque con las cansillas para el comedero móvil

Antes de instalar los cercados, para comprobar que los emplazamientos eran utilizados por los buitres, realizábamos  una vigilancia permanente desde el amanecer hasta el anochecer.

Debido a lo apartado de los lugares elegidos, el voluntario que realizaba esta vigilancia permanecía también durante las noches.

Para la comunicación con Puerto Moral utilizamos un equipo de radio autónomo, con placa solar incorporada para recarga de la batería.

Este equipo de “recarga” solar fue diseñado, fabricado y donado a Andalus/Fundación Bios por nuestro buen amigo Valeriano Ruiz. La placa solar fue donada por la empresa ISOFOTÓN.

comedero_buitre_016

Miguel A. probando el equipo de radio autónomo

comedero_buitre_017

Equipo autónomo de radio

De todos los emplazamientos utilizados, el situado en la finca “La Contienda”, propiedad del ayuntamiento de Aroche fue el único utilizado regularmente por los buitres negros.

comedero_buitre_018

Aportando conejos en Las Contiendas

Solicitamos autorización al Alcalde de la localidad para instalar el cercado transportable y éste derivó la solicitud a la Delegación de Medio Ambiente de Huelva. Estos nos exigieron tantos requisitos como para hacer inviable la concesión de dicho permiso.

Se privaba de esta manera a los buitres negros de un magnífico punto de alimentación.

Finalmente, al no funcionar correctamente el muladar de Puerto Moral ni el situado en Sierra Pelada, gestionado por la Delegación de Medio Ambiente de Huelva, consensuamos con la Consejería interrumpir el aporte de conejos.

Propusimos adaptar nuestro comedero a la normativa comunitaria y asociarlo a la red de muladares de Andalucía.

En la última reunión de la comisión de seguimiento que presidió José Guirado como Director General, se aprobó nuestra propuesta.

Por el momento esta adaptación no se ha llevado a cabo, a la espera de los cambios anunciados en la normativa que regula el aporte de animales muertos a los muladares.

 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack