Para la conservación de la naturaleza

Para la conservación de la naturaleza

Ruta ornitológica de la Laguna de Tarelo y Salinas de Bonanza
Escrito por Carlos Segovia Espiau   
Miércoles, 03 de Junio de 2009 19:21

RUTA ORNITOLÓGICA DE LA LAGUNA DE TARELO Y SALINAS DE BONANZA

(SANLÚCAR DE BARRAMEDA - CÁDIZ)

La Laguna de Tarelo es el resultado de una extracción de áridos que llegó al nivel freático, con lo que se inundó la zona excavada.

A pesar de su origen totalmente artificial, en ella puedes hacer unas observaciones muy interesantes.

Para llegar a esta laguna debes dirigirte a Sanlúcar de Barrameda, en la provincia de Cádiz, de allí a Bonanza y finalmente al Pinar de la Algaida.

Justo a la entrada del pinar encontrarás un cartel indicador: Espacio Natural DOÑANA.

La Georeferencia es: N   36º 50’ 47.6’’  W 006º 18’ 54.9’’

Pocos metros más adelante encuentras un indicador de observatorio, que te manda hacia la izquierda. Debes dejar el coche y seguir a pié unos cien metros.

Por la orientación del observatorio, el mejor momento para visitarlo es por la mañana, ya que tendrás el sol a la espalda.

Además es conveniente que, si realizas la ruta durante el fin de semana, llegues aquí muy temprano ya que, más tarde se acaba la tranquilidad con la llegada de motoristas, cicloturistas, senderistas, caballistas y domingueros en general que vienen a pasear por el pinar de la Algaida.

01_Laguna_de_Tarelo

Laguna de Tarelo

En cualquier caso, si quieres tener otra perspectiva de la laguna, debes saber que unos 100 metros antes de llegar al pinar, viniendo de Bonanza, parte un camino inicialmente asfaltado hacia la izquierda que la rodea casi totalmente.

En invierno puedes observar gran variedad de anátidas, Gaviota picofina (Larus genei), Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis), Escribano palustre (Emberiza schoeniclus), concentraciones invernales de hasta 200 malvasías (Oxyura leucocephala) etc.

En caso de darle la vuelta a la laguna, puedes también echar un vistazo a la lámina de agua que hay al otro lado del camino, donde es posible ver Flamencos, Gaviotas, Limícolas etc.

La ruta continúa atravesando el pinar de La Algaida. El camino es de tierra compactada y tiene muchos baches, pero puede recorrerse con un turismo, con las debidas precauciones.

Tras recorrer 4’7 Km. de pinar llegamos a una carretera asfaltada que debes tomar hacia la izquierda.

La Georeferencia del cruce es: N  36º 52’ 46.0’’  W 006º 17’ 08.2’’

A los 2’4 Km. la carretera hace una curva en ángulo recto hacia la derecha.

Siguiendo recto parte un camino de tierra con un cartel indicador: Observatorio Salinas de Bonanza 6’1 Km. Debes continuar por ese camino.

Las Georeferencia del cruce son: N  36º 53’ 55.0’’  W 006º 17’ 41.9’’

La zona que queda a la derecha es una marisma recuperada hace algunos años. Los árboles secos han sido colocados como posaderos para las águilas pescadoras que invernan por aquí, y efectivamente los utilizan con frecuencia. También puedes observar, según como esté de agua, Garzas, Cormoranes, Cigüeñas negras y Limícolas.

03_Marisma_junto_al_Guadalquivir

Marisma en la orilla del Guadalquivir

Cuando hayas recorrido 2’3 Km. el camino compactado deja de estarlo y empeora considerablemente. Si bien sigue por un muro elevado, este se encuentra muy deteriorado por la erosión. Te recomiendo seguir, solo se llevas un 4x4.

Si el terreno está minimamente, mojado te recomiendo que no sigas con el coche, ya que puedes acabar en el agua, incluso si conduces un todoterreno.

Si tienes la tentación de seguir por la derecha del muro, donde verás numerosas rodadas, asegúrate de que el suelo está seco ya que de lo contrario puedes atascarte en el barro.

04_Salinas_de_Bonanza

Salinas de Bonanza

Si consigues vencer este obstáculo y llegas al observatorio, tendrás la oportunidad de observar, según las épocas, Espátula (Platalea leucorodia), Águila pescadora (Pandion haliaetus), Tarro blanco (Tadorna tadorna), Pagaza piquirroja (Sterna caspia), Terrera marismeña (Calandrella rufescens), cientos de flamencos (Phoenicopterus ruber) y Avocetas (Recurvirostra avosetta) etc.

En este punto tienes dos opciones:

A.- Volver atrás hacia la carretera asfaltada. Una vez allí, giras a la izquierda atravesando el puente sobre el canal y continúas 6’2 Km. hasta un cruce Georeferencias N  36º 53’ 38.6’’  W  006º 13’ 49.7’’. Giras a la derecha. A unos 500 m. hay un Complejo Turístico Rural compuesto por chozas marismeñas y un bar-restaurante.

Continuando por esta carretera finalizas la ruta por Trebujena.

B.- Si el terreno está suficientemente seco, puedes seguir por el camino, que continúa entre las salinas y el río.

Recorridos 2’5 Km. desde el observatorio, encuentras un pequeño promontorio junto a unos tarajes, a la izquierda del camino, que te puede servir de atalaya para echar un vistazo a las salinas. Georeferencia: N  36º 51’’ 21.9’’  W 006º 20’ 45.9’’

Sigue el camino principal a través de las salinas otros 5 Km. más y llegarás a la carretera de Bonanza a La Algaida. Georeferencia N 39º 49’ 03.6’’ W 006º 20’ 05.9’’

Si giras a la derecha puedes concluir la ruta saliendo por Bonanza.

Te recomiendo de nuevo que no circules por la zona de las salinas de Bonanza si el terreno está mojado. Yo he pasado más de un apuro.

Si haces la ruta en verano te recomiendo evitar las horas centrales del día, ya que el calor puede ser muy intenso.

Debes llevar un repelente de mosquitos ya que, a veces los hay en grandes cantidades.

Espero que tengas unas buenas observaciones si te decides a realizar esta ruta.

 
Viaje ornitológico por Laponia
Escrito por Carlos Segovia Espiau   

En verano de 2001 Andalus organizó una expedición ornitológica al norte de Europa.

Si bien se visitaron varios países: Alemania, Suecia, Finlandia y Noruega, decidimos poner a la expedición el nombre de esa zona geográfica situada al norte de Napapiiri (el Círculo Polar), llamada Laponia.

Fruto de la organización de esa expedición tenemos una gran información sobre lugares donde observar aves que ponemos a tu disposición a través de esta Ruta para que te animes a realizarla. No te arrepentirás.

La duración de nuestra expedición fue de un mes.

Los participantes éramos cuatro durante todo el tiempo y uno más que se incorporó durante 12 días.

Utilizamos un todoterreno y un remolque para llevar todo el material de acampada, comida y las bebidas alcohólicas (en Escandinavia es difícil y muy caro conseguir ese tipo de bebidas). Solo compramos sobre la marcha el pan.

Dormíamos dos noches en tiendas de campaña y la tercera en una cabaña de alquiler.

De esa forma podíamos ducharnos y lavar la ropa.

Te recomiendo que lleves un buen repelente de mosquitos y una mosquitera para la cabeza, por si el ataque es fuerte.

Nosotros hicimos esta ruta en agosto pero consideramos, después de la experiencia obtenida que es importante ir antes, como muy tarde en julio. El motivo es que en agosto, muchas aves que crían en estas latitudes han emprendido ya la migración.

LA RUTA

Mi propuesta es que atravieses Europa, hasta el norte de Alemania lo más rápido posible. Como existe una importante red de autopistas puedes elegir el itinerario que prefieras.

Para seguir el resto de la ruta te bastará con unos buenos mapas de carretera de cada país, ya que las referencias que te doy son de localidades más o menos importantes y no tendrás problema para encontrarlas.

La primera parada ornitológica es en Sylt, al norte de Alemania, en la frontera con Dinamarca. Forma parte del Parque Nacional Wattenmeer.

Es una península a la que solo se puede acceder en tren. Incluso los vehículos deben ser transportados por el ferrocarril y una vez allí, pueden circular por una carretera que une las poblaciones de List, Westewrland y Hörnum. Ojo con el precio. Nosotros pagamos en 2001 el equivalente en pesetas a 102 € por entrar con el coche.

01_laponia_Syilt

Sylt 

 02_laponia_Sylt

Observando aves en Sylt

En List hay un albergue en el que puedes dormir. Es bueno que lleves el carné de alberguista.

Existen en Sylt tres zonas interesantes para la observación de aves:

El tramo de costa occidental al norte de Westerland.

Vogelkoje, entre Westerlan y Rantum.

El extremo al sur de Hörnum.

En estos lugares puedes observar sobretodo marinas, como la Gaviota cana (Larus canus), y limícolas, pero también Cisne vulgar (Cygnus olor), Tarro blanco (Tadorna tadorna) etc

La ruta continúa atravesando Dinamarca hacia Malmö (Suecia).

A partir de Dinamarca la Corneja cenicienta (Corvus corone cornix) es un ave muy común.

Nuestro próximo objetivo es Falsterbo, al sur de Malmö y al este de Trelleborg. Este lugar es uno de los mejores pasos migratorios de las aves del norte de Europa. Nosotros observamos aquí los primeros Eider (Somateria mollissima) y Porrón osculado (Bucephala clangula) del viaje. También vimos gran cantidad de focas.

Continuamos camino hacia la isla de Öland. En el extremo sur de la isla existe una Reserva que se puede visitar.

Aquí se pueden observar gran variedad de aves: Cisne vulgar (Cygnus olor), Negrón careto (Melanitta perspicillata), Zorzal real (Turdus pilaris), Serreta grande (Mergus merganser) etc.

Además se puede visitar un centro de interpretación muy bien montado.

Vamos hacia el norte, pasando por Estocolmo y Uppsala camino de Tarnsjö, para visitar el Parque Nacional Färnebofjärden.

Con mucha suerte puedes observar Cárabo uralense (Strix uralensis), ya que estamos en el límite sur de su distribución en Suecia. Nosotros no lo vimos.

Aquí puedes pasar la noche en unas pequeñas cabañas-refugio para pescadores que hay en las orillas de algunos lagos.

En estos bosques recibimos nuestro primer ataque de mosquitos, aunque no fue grave.

La ruta continua hacia el norte por la costa del Báltico, atraviesa la frontera con Finlandia y seguimos dirección Rovaniemi.

Traspasamos el Círculo Polar (Napapiiri, en lenguaje Sami). Entramos en Laponia.

A partir de aquí es fácil observar renos en la carretera. De hecho hay que tener cuidado ya que no se apartan fácilmente.

03_laponia_Napapiiri

En el Círculo Polar (Napapiiri)

04_laponia_ Renos_carretera

Renos junto a la carretera

Nuestro próximo objetivo es la laguna de Ilmakkiaapa, situada cerca de una pequeña localidad llamada Petkula, perdida en medio de la taiga.

Aquí puedes observar maravillas tales como: Porrón osculado (Bucephala clanga), Serreta chica (Mergus albellus), Gaviota cana (Larus canus), Colimbo ártico (Gavia arctica), Carbonero sibilino (Parus montanus borealis) etc.

A partir de esta latitud empieza a apreciarse la sustitución de las coníferas por los abedules, mejor adaptados a la dureza del clima.

Nuestro próximo destino es el P.N. Urho Kekkonen. Aquí es fácil que observes Arrendajo funesto (Perisoreus infaustus) y con suerte Lechuza gavilana (Surnia ulula). Además de unos renos enormes en un bosque que merece la pena recorrer.

05_laponia_Reno_UrhoKekkonen

Reno en el Parque Nacional Urho Kekkonen

Seguimos hacia Karigasniemi, cerca de la frontera con Noruega. Antes de llegar, un paseo por el río Kielajoki te puede deparar alguna interesante observación como Ampelis europeo (Bombycilla garrulus).

También antes de llegar a Karigasniemi existen unas zonas encharcadas donde puedes observar limícolas como Falaropo picofino (Phalaropus lobatus) desde la misma carretera.

En el pueblo hay un camping con unas cabañas de madera estupendas que te recomiendo alquiles (200 marcos finlandeses en 2001).

Desde allí puedes visitar el monte Ailigas que está muy cerca. Debes volver por la carretera de Petcula y a los pocos Km. sale un camino de tierra a la izquierda que te deja cerca de la base del monte.

El interés de este monte es que, con suerte, puedes observar Búho nival (Nyctea scandiaca), y también Escribano nival (Plectrophenax nivalis).

Continuamos con la ruta recorriendo el río Tana, hacia Tana bru y posteriormente llegamos a Varangerfjorden.

Este es uno de los principales objetivos de la ruta, dada la cantidad y variedad de aves que se pueden observar y la facilidad para hacerlo, ya que este fiordo está recorrido en su mayor parte por una carretera costera.

Si piensas acortar la ruta, te recomiendo que, al menos visites este fiordo.

06_laponia_Varangerfjorden

Varangerfjorden

La lista de aves “raras” para los pajareros del sur de Europa es impresionante. Entre otras, nosotros observamos: Pigargo (Haliaeetus albicilla), Ratonero calzado (Buteo lagopus), Negrón especulado (Melanitta fusca), Págalo parásito (Stercorarius parasiticus) en fase clara y oscura, Gaviota cana (Larus canus), Arao aliblanco (Cepphus grylle), Havelda (Clangula hyemalis) etc.

En Skipagurra, cerca de Tana bru, hay cabañas para alquilar.

Desde aquí puedes recorrer la costa del fiordo por la carretera que lleva a Nesseby (buen punto de observación desde la iglesia), Vadso y Vardo. Aquí puedes visitar (si el tiempo te lo permite) una Reserva Natural que protege una colonia de cría de aves marinas.

Posteriormente te recomiendo que visites Syltefjorden, un pequeño fiordo situado al norte de Varangerfjorden.

Por el camino se atraviesa una zona de tundra alpina espectacular.

El objetivo principal en este lugar es visitar una colonia de cría de aves marinas situada en un enorme acantilado llamado Sylterfjordstauran y conocer “el Café del fin del mundo”. Se llama Stauran Kunst Café y está hecho de madera de troncos rescatados del mar.

Sus propietarios, Vidar y Elena están: “redefiniendo el concepto de bienestar”, como dice Miguel Ángel Martínez en su artículo sobre nuestro citado viaje del 2001, publicado en el Boletín informativo de Andalus (nº 81 Invierno 2002).

07_laponia_Stauran_Kunst_Cafe

Stauran Kunst café

Por otro lado Vidar te puede dar información sobre como ir a la colonia de cría andando (te recomiendo llevar un GPS). También puedes contratar sus servicios para que te lleve en barco al pié del acantilado y alquilar alguna de sus cabañas, hechas por él, también con maderas rescatadas del mar.

En el acantilado puedes observar Pigargo (Haliaeetus albicilla), (muy abundante), Arao aliblanco (Cepphus grylle). Serreta grande (Mergus merganser) etc. En el camino: Halcón gerifalte (Falco rusticolus), Búho nival (Nyctea scandiaca), Ratonero calzado (Buteo lagopus), Perdiz nival (Lagopus mutus), Escribano nival (Plectrophenax nivalis). etc.

08_laponia_Syltefjordstauran

Syltefjordstauran

09_laponia_Alcatraces_Syltefjordstauran

Alcatraces en Syltefjordstauran

10_laponia_Volviendo_Syltefjordstauran

Volviendo de Syltefjordstauran

El próximo destino es Cabo Norte, si bien puedes hacer una parada en el PN Stabburdalen, al norte de la localidad de Lakselvs, para visitar el bosque de pinos más septentrional del Mundo.

A propósito de Cabo Norte debo hacerte una advertencia: Contrariamente a lo que la mayoría cree, este no es el lugar más norteño de Europa. Este privilegio geográfico lo tiene un pequeño cabo situado más al oeste llamado Knivskellodden. Pero no sé muy bien por qué motivo se ha inventado, a nivel turístico, este engaño.

Tal vez tenga algo que ver con el hecho de que hasta Cabo Norte llega una carretera asfaltada y que se paga la “pequeña cantidad” de 4.000 Ptas. del año 2001 por persona (24 €) para acceder al lugar.

Mi recomendación es que te busques un buen mapa de la zona y un GPS para hacer el recorrido a pié hasta Knivskellodden. Te deseo que no te encuentres la niebla que nos impidió hacerlo a nosotros.

11_laponia_Niebla_Knivskellodden

Niebla en Knivskellodden

En esta zona hay pequeños lagos donde puedes observar Cisne cantor (Cygnus Cygnus).

La ruta continúa hacia la localidad de Alta donde puedes visitar unos impresionantes grabados rupestres.

12_laponia_Grabados_rupestres_Alta

Grabados rupestres de Alta

13_laponia_Grabados_rupestres_Alta

Grabados rupestres de Alta

A unos 85 Km. de Alta hay un desvío a la derecha que te lleva a Jokelfjord, donde se encuentra el único glaciar europeo que vierte directamente al mar. Después continua hacia Narvik pero antes de llegar (a 17 Km.) te desvías a la izquierda, hacia Kiruna, entrando de nuevo en Suecia.

En Narvik puedes optar por visitar las superfamosas islas Lofoten y Vesteralen con sus estupendas colonias de cría de marinas. Pero ten en cuenta que si las carreteras desde Tana Bru tienen muchas curvas y retrasan considerablemente la marcha, para ir a esas islas será aun peor. Además deberás coger algún ferry.

En el trayecto hacia Kiruna pasas por el PN Abisco, el paraíso de los senderistas.

Pasada la ciudad de Malmberget se encuentra el PN Muddus. Te recomiendo que lo visites ya que se trata de unos bosques con ríos y lagos que constituyen un paisaje formidable.

Además puedes observar, entre otras especies: Cisne cantor (Cygnus Cygnus),

Carbonero lapón (Parus cinctus) y Carbonero sibilino (Parus montanus borealis).

14_laponia_Acampada_ Muddus

Acampada en Muddus

15_laponia_PN_Muddus

Parque Nacional Muddus

Continuando el recorrido hacia el sur, te recomiendo visites las cascadas de Storfosen. Son el salto de agua más alto de Europa. Para ello te desvías hacia Alvsbyn (están unos 40 Km. antes de la ciudad) y luego continuas por Arvidsjaur.

En Vilhelmina hay unas cabañas estupendas a orilla de un lago que te recomiendo utilices (8.500 Ptas. en el año 2001, es decir, 51 Euros).

Continúa hacia Östersund y Trondheim, de nuevo en Noruega. Entre Oppdal y Dombas se encuentra el PN Dovrefjell que no puedes dejar de visitar.

El atractivo principal de este parque es la posibilidad de observar Buey almizclero (cuidado que pueden ser peligrosos). Pero seguro que no te dejarán indiferente sus paisajes de tundra alpina y sus glaciares. Entre las aves podrás observar Pardillo sizerín (Carduelis flammea), Ratonero calzado (Buteo lagopus), Zorzal real (Turdus pilaris), Colimbos (Gavia sp) etc.

La ruta continúa hacia Otta. Aquí te desvías hacia la derecha en dirección a Vagamo y Lom. En estas dos localidades puedes visitar las típicas iglesias de madera.

Esta carretera te llevará por unos paisajes de montaña y glaciares hasta Geirangerfjorden.

La guía El Trotamundos dice textualmente que no se puede pasar sin visitarlo. Y tiene razón. Es uno de los fiordos noruegos más espectaculares.

Continúas hacia el sur y llegas a Oslo. Si pretendes visitar la ciudad te aconsejo que acampes en las afueras (en Homenkollen hay un camping que alquila cabañas) y que vayas a la ciudad en autobús. Te puedes tomar una cervecita que seguro será muy barata…

El viaje continúa hacia Kongsviger, pasamos la frontera de Suecia y seguimos hacia Arvika. Al sur de esta localidad se encuentra la Reserva Natural Glascogen con unos bosques muy bien conservados y donde se han observado osos, linces y lobos. Evidentemente no es fácil que los veas.

Si continúas dirección Saffle y sigues hacia el sur, te adentras en la península de Varmland, en el lago Vanern.

Para llegar al extremo sur de la península, donde comienza la Reserva Natural, debes realizar un pequeño paseo por un bosque con abundantes paseriformes. Finalmente llegas a la orilla del lago y el paisaje es muy muy bonito.

Aquí puedes observar: Trepador azul (Sitta europaea europaea), Agateador norteño (Certhia familiaris), Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus), Pinzón real (Fringilla montifringilla), Colimbo ártico (Gavia arctica), Porrón osculado (Bucephala clanga) etc.

De aquí puedes ir al PN Tiveden y darte un paseo por sus bosques y lagos, observando Halcón abejero (Pernis apivorus), Pinzón real (Fringilla montifringilla), Corneja cenicienta (Corvus corone cornix) etc.

El próximo objetivo es un lago llamado Hornborgasjon, situado al oeste de la ciudad de Skara.

Hornborgasjon es una maravilla. Desde sus torres de observación puedes ver Cisne vulgar (Cygnus olor), Barnacla canadiense (Branta canadensis), Porrón osculado (Bucephala clanga), Águila pescadora (Pandion haliaetus), al menos tres parejas, Azor (Accipiter gentilis), Halcón peregrino (Falco peregrinus), Alcotán (Falco subbuteo).

Además es un lugar de concentración de Grulla común (Grus grus) antes de iniciar su migración de otoño.

17_laponia_Taiga

Taiga

Si continuas por Jönköping te encuentras el PN Store Mosse, en las cercanías de Värnamo.

De nuevo se trata de un entorno de bosque con lagos. Puedes observar Águila pescadora (Pandion haliaetus), que es abundante, Cisne cantor (Cygnus Cygnus), Grulla común (Grus grus), Zorzal real (Turdus pilaris) etc.

Más al sur, cerca de Helsigborg se encuentra el PN Söderasen. Es muy turístico (dominguero, diría yo), pero tiene unos bosques de hayas que son una maravilla. Además con suerte puedes observar Papamoscas papirrojo (Ficedula parva) Infórmate en el Centro de Interpretación.

Antes de abandonar Suecia te propongo visitar de nuevo Falsterbo, ya que al ser un lugar de paso migratorio tienes la oportunidad de observar otras especies distintas a la anterior visita.

Desde Trelleborg (hay un camping con cabañas en la ciudad) puedes coger un ferry hasta Sassnitz, Alemania, así aprovechas para hacer las últimas observaciones del viaje al norte de este país.

El coste del ferry casi se compensa con los peajes de los puentes y el ahorro de combustible, en el caso de volver por Dinamarca.

En el tramo de costa hasta Kiel, es posible observar Pigargo (Haliaeetus albicilla) (por si no lo has disfrutado todavía lo suficiente). Nosotros lo observamos desde la carretera entre Stralsud y Rostock (2 adultos y 1 joven, juntos).

Otra posibilidad es ir a Malmö (Suecia), pasar a Dinamarca y en lugar de seguir hacia Odense, coger el desvío de autopista que va hacia el sur, a la altura de Koge. Tomas el ferry hacia Putgarden en Fehmarn, Alemania.

Con esta opción pasas muy cerca de una reserva de aves en la costa oeste de Fehmarn, a la que se accede desde la localidades de Petersdorf y Bojendorf.

Sea cual sea la opción que elijas, los siguientes y últimos destinos ornitológicos son el Selenter See (un lago) y el Lebrader Teich (una pequeña laguna).

Ambos se encuentran al este de la ciudad de Kiel. El primero cerca de Lütjenburg y el segundo al norte de Plön, entre las carreteras que unen esta población con Lütjensburg y Preetz respectivamente.

Al menos el Selenter See viene en los mapas de carreteras de Alemania.

En el Lebrader Teich es probable que observes Somormujo cuellirrojo (Podiceps grisegena) y con suerte, Ruiseñor ruso (Luscinia luscinia).

A partir de aquí puedes decidir el camino que prefieras para volver a casa.

Te deseo las mejores observaciones en caso de que organices una expedición a Laponia.

Si deseas más información ponte en contacto con nosotros.

 
Viaje naturalista a las Islas Canarias
Escrito por Carlos Segovia Espiau   
Generalmente las Islas Canarias están asociadas a la idea de turismo de sol y playa, incluso durante el invierno, ya que por su situación geográfica, estos son muy benignos.

Pero además son un paraíso geológico, botánico y ornitológico de primer orden, con formidables manifestaciones de vulcanismo y gran cantidad de plantas y aves endémicas.

Particular importancia tienen sus singulares bosques de laurisilva, formación vegetal característica de la zona biogeográfica denominada Macaronesia, que comprende las islas atlánticas de Cabo Verde, Madeira, Azores y Canarias.

Asimismo, entre la gran cantidad de endemismos vegetales, destacaré uno que ejerce sobre mí un particular atractivo: El Drago (Dracaena draco).

01_Laurisilva

Laurisilva

02_Drago

Drago

Con la elaboración de estas Rutas quiero animarte a visitar estas islas y compartir conmigo la emoción que sentí, la primera vez que me adentré en la Laurisilva de La Gomera, o la impresión ante los paisajes de Teno, El Teide, Timanfaya o la Caldera de Taburiente.

Para su elaboración he recopilado la información y la experiencia adquirida durante los viajes realizados a estas islas en los inviernos de 2002 a 2004 y la primavera de 2006.

Evidentemente estas indicaciones no son exhaustivas, más bien pretenden dar una idea general de lo que se puede ver en cada isla, para que cada cual planifique la visita según su gusto personal, tiempo de que disponga etc.

Comenzaré por las islas occidentales, avanzando hacia las orientales.

El Hiero.

Esta isla fue para mí una grata sorpresa, ya que tenía referencias de que se trataba de un islote de pura lava.

Nada más lejos de la realidad, ya que reúne todos los alicientes antes nombrados: Vulcanismo, endemismos botánicos y fauna singular.

No en balde fue declarada en el año 2000 Reserva de la Biosfera por conservar un enorme patrimonio natural, cultural y paisajístico.

Además tiene el 58% de su territorio bajo alguna figura de protección legal.

Si bien es cierto que se trata de una isla pequeña, los traslados por carretera son lentos debido al sinuoso trazado de las mismas. Además estoy seguro querrás pararte cada 500 metros para contemplar el paisaje, hacer fotos a una planta u observar algún ave.

Por lo tanto te recomiendo que programes una estancia de tres días como mínimo, para poder realizar una visita con cierta calma.

Suponiendo que te hospedes en Valverde, puedes iniciar un recorrido hacia Monacal y Guarazoca.

Poco después de esta localidad está el mirador de la Peña. Aquí se encuentra un restaurante proyectado por Cesar Manrique que te recomiendo visites (y si te viene bien, que almuerces o cenes en él).

Desde la terraza se divisan las empinadas y espectaculares laderas del Risco de Tibataje (Reserva Natural Especial).

Bajando a la costa, te puedes acercar a Punta Grande, zona de acantilados de lava negra, donde se encuentra uno de los hoteles más pequeños del mundo.

03_Punta_Grande._El_Hierro

Punta Grande (El Hierro)

También tendrás una buena vista de los Roques de Salmor, declarados Reserva Natural Integral por su importancia para las aves marinas.

Continuando por la carretera hacia La Frontera, puedes visitar el Lagartario, un centro de cría en cautividad del casi extinto Lagarto Gigante de El Hierro (Galliota simonyi).

04_Lagarto_Gigante_de_El_Hierro

Lagarto gigante de El Hierro

La visita incluye un recorrido por las Casas Guinea, museo etnográfico que muestra el modo de vida de los primeros habitantes europeos de esta isla.

Siguiendo en dirección La Frontera, continúas hacia Sabinosa o coges la carretera de la costa hacia Pozo de la Salud.

En esta zona tienes a tu izquierda unas laderas de lava con gran pendiente, colonizadas por especies denominadas localmente Cardón (Kleinia neriifolia), Cerrajón (Sonchus gandogueri)  etc. además de Sabinas (Juniperus turbinata canariensis), totalmente inclinadas por la acción del viento.

En Punta de la Dehesa puedes observar a corta distancia un cono volcánico perfectamente formado.

Es un paisaje muy llamativo.

05_El_Sabinar_El_Hierro

El Sabinar (El Hierro)

Continuando por esta carretera hacia la localidad de El Pinar, atraviesas un extenso bosque de Pino canario (Pinus canariensis), una especie adaptada a los incendios.

Desde El Pinar puedes ir hacia el Sur, a La Restinga.

Justo al lado de las casas de la Restinga por la zona Este, verás una impresionante lengua de lava solidificada, con las más extrañas formas: olas, trenzas, rollos de soga etc.

06_Ro_de_Lava._La_Restinga_El_Hierro

Río de lava. La Restinga (El Hierro)

07_Ro_de_Lava._La_Restinga_El_Hierro

Río de lava. La Restinga (El Hierro)

Otro recorrido muy impresionante, que te ofrecerá unas vistas estupendas (si las nubes te lo permiten), es la subida desde La Frontera, por la 912 hacia San Andrés y Valverde.

Por esta carretera atraviesas un bosque de laurisilva. Te recomiendo que lleves ropa de agua y te des un buen paseo por esta selva húmeda. Realmente no es que llueva mucho. Se trata de la “lluvia horizontal”. Los vientos Alisios cargados de humedad que, al condensarse sobre las hojas, mantienen la vegetación mojada, provocando un goteo constante.

Al llegar a San Andrés debes desviarte hacia la izquierda siguiendo los indicadores del Árbol Santo o Árbol de Garoé.

Los Bimbaches (o Bimbapes), antiguos pobladores de esta isla, tenían, gracias a este árbol que “destilaba” constantemente agua y era recogida en unos aljibes horadados en la ladera, una reserva permanente. En el resto de la isla esto no era posible ya que, al ser el suelo permeable, al agua de la “lluvia horizontal” se filtraba rápidamente.

Por este motivo los Bimbaches lo consideraban un árbol santo.

Estos son, a mi juicio, los lugares que no debes dejar de visitar.

Evidentemente puedes ampliar las visitas a otros muchos lugares, en función del tiempo que pienses estar.

También existe una red de senderos que puedes recorrer. La información sobre esos senderos la puedes solicitar en el Patronato de Turismo del Cabildo Insular de El Hierro.

Tlfno. 922/550302

Selección de aves interesantes observadas:

Bisbita caminero (Anthus berthelotii)

Canario (Serinus canaria)

Mosquitero canario (Phylloscopus canariensis)

Gavilán (Accipiter nisus granti)

Ratonero común (Buteo buteo insularum)

Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala leucogastra)

Herrerillo común (Parus caeruleus ombriosus)

Vencejo unicolor (Apus unicolor)

LA PALMA.-

Es denominada La Isla Bonita y con motivo.

A mi juicio hay dos lugares que no debes dejar de visitar: El Parque Nacional de La Caldera de Taburiente y la Reserva de la Biosfera El Canal y los Tiles.

Además si quieres practicar senderismo, en esta isla lo puedes hacer a lo grande, ya que dispone de una extensa red de senderos  de largo y corto recorrido, documentados en un mapa editado por el Cabildo de La Palma. A destacar uno de gran recorrido (GR 131), que te llevará por la Ruta de los Volcanes y las Cresterías de la Caldera de Taburiente (Yo no lo he hecho, es mucha tela para mí).

Ahora bien, si quieres hacer una visita más “civilizada”, uno de los itinerarios (en coche) podría ser el siguiente:

Saliendo de Santa Cruz de la Palma hacia el Norte llegas a las localidades de Los Sauces y San Andrés.

Desde estas localidades puedes acceder a la Reserva de la Biosfera El Canal y los Tiles.

Es conveniente que te informes previamente para conocer cualquier tipo de regulación para la visita de este espacio, donde se encuentra uno de los mejores bosques de laurisilva de las Canarias.

Además de las especies botánicas representativas de la laurisilva, puedes tener la suerte de observar aquí las dos palomas endémicas de canarias ligadas a estas selvas: La Paloma rabiche (Columba junoniae) y la Paloma turqué (Columba bollii). Te deseo la suerte que yo todavía no he tenido.

Otra ruta obligada es, saliendo de Santa Cruz de la Palma, cruzas la isla hacia el Oeste, dirección a El Paso. Poco antes de esta localidad encontrarás el centro de interpretación del Parque Nacional, en un horrendo edificio que, a mi juicio, debía ser demolido.

Aquí puedes informarte sobre las posibilidades de visita.

Si solo pretendes hacerte una idea general  de la Caldera, te recomiendo que vayas en coche hasta La Cumbrecita.

Desde aquí parte un corto sendero que te lleva al mirador de Las Chozas, desde donde tienes una espectacular vista de la Caldera y volver al coche dando un pequeño paseo por un estupendo bosque de Pino Canario.

 08_Pino_canario

Pino Canario

Si por el contrario tu intención es partirte el alma andando, aquí tienes un montón de posibilidades con los senderos que recorren La Caldera por las cresterías y por su interior.

En cualquiera de los casos debes estar atento ya que es posible que observes una subespecie de Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax barbatus), exclusiva de esta isla.

Si quieres observar La Caldera desde arriba y no quieres hartarte de andar, existe la posibilidad de acercarte en coche.

Partiendo de nuevo de Santa Cruz de la Palma tomas una carretera de eternas curvas que te llevará al observatorio astrofísico. Desde allí un corto paseo te acercará al Roque de los Muchachos, en la  parte superior de La Caldera.

Las vistas deben ser espléndidas. Yo no pude disfrutarlas ya que, cuando me acercaba, en cuestión de minutos, vinieron unas nubes muy espesas que redujeron la visión a unos pocos metros y la temperatura bajó en picado.

Desde aquí puedes continuar hacia Garafía y acercarte hasta la costa para ver los Roques del Guincho y de las Tabaibas y a Buracas para visitar los Dragos.

Si tienes tiempo y ganas puedes hacer una ruta hacia el sur para visitar una zona de vulcanismo.

Se trata de los volcanes de San Antonio y Teneguía. Este último entró en erupción en 1971.

Selección de aves interesantes observadas:

Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax barbatus)

Bisbita caminero (Anthus berthelotii)

Ratonero común (Buteo buteo insularum)

Vencejo unicolor (Apus unicolor)

LA GOMERA.-

Esta isla ha sido la que más fuertemente me impactó, ya que fue aquí donde me adentré por primera vez en un bosque de laurisilva.

Evidentemente el principal atractivo de esta isla es el Parque Nacional de Garajonay, con los ya nombrados bosques de laurisilva y de fayal-brezal. Esta otra formación vegetal está compuesta por Brezo (Erica arborea) y Faya (Myrica faya).

Al Parque puedes acceder, saliendo de San Sebastián de la Gomera hacia Hermigua y Agulo. Entre esta localidad y Vallehermoso hay un desvío a la izquierda que te lleva al Centro de Visitantes Juego de Bolos. Allí podrás informarte de los distintos senderos que se pueden recorrer. Todos son impresionantes por la frondosidad del bosque, los verdes intensos y la humedad del ambiente. Particularmente impresionantes fueron para mí los brezos de 20 metros de altura.

También puedes informarte sobre los lugares favorables para la observación de las Palomas Rabiche y Turqué.

Otra ruta de acceso al Parque desde San Sebastián de la Gomera es por la carretera del aeropuerto, que también lleva a Valle Gran Rey.

Nada más salir de la población, la carretera comienza a subir.

Durante los primeros kilómetros observamos vegetación típica de clima seco.

Una vez dejado atrás el desvío al aeropuerto, continuamos subiendo hasta llegar a la zona de los roques, con miradores de impresionantes vistas a los Roques de Agando, Carmona, La Zarcita etc.

A partir de aquí se produce un cambio en la vegetación, ya que entramos en la zona de influencia de las nubes.

Además de ser una buena ruta de acceso al Parque, esta opción te permite continuar hacia Arrure y Valle Gran Rey.

Entre estas dos localidades se encuentra el mirador El Palmarejo, donde encontramos de nuevo restaurante proyectado por Cesar Manrique y con sus características habituales: Impresionantes vistas e integración en el paisaje.

Valle Gran Rey es una población turística gracias a sus playas.

De aquí salen los barcos para visitar Los Órganos, impresionante acantilado marino de lava, situado en la costa Norte de la isla y visible solo desde el mar.

Mi consejo para La Gomera es que programes una visita de tres días como mínimo, dedicando al menos dos a “empaparte” de laurisilva.

Ten en cuenta que, al igual que ocurre en El Hierro y La Palma, las distancias son cortas pero las carreteras muy sinuosas y eso alarga los tiempos de traslados.

Selección de aves interesantes observadas:

Herrerillo común (Parus caeruleus teneriffae)

Reyezuelo sencillo (Regulus regulus teneriffae)

Bisbita caminero (Anthus berthelotii)

Ratonero común (Buteo buteo insularum)

Canario (Serinus canaria)

Cuervo (Corvus corax tignitanus)

TENERIFE.-

Bajo mi punto de vista, esta es la isla más completa de todo el archipiélago. Hasta tal punto que si tuvieras que visitar una sola de las islas, mi consejo es que visites Tenerife.

El motivo es que aquí puedes encontrar bosques de laurisilva, fayal-brezal y pino canario, gran cantidad de endemismos botánicos, espectaculares manifestaciones de vulcanismo, impresionantes acantilados marinos y algunas aves que solo podrás observar en esta isla.

Para empezar, te propongo una visita al Parque Nacional del Teide.

Partiendo de Santa Cruz de Tenerife, tomas la dirección del aeropuerto y Puerto de la Cruz. Antes de llegar a esta localidad te desvías hacia La Orotava.

Desde aquí comienzas la subida hacia el Teide.

Atravesarás la Corona forestal, formada por un extenso bosque de Pino canario (Pinus canariensis), que suele estar envuelto en nubes. De ser así, probablemente cuando ganes altura podrás contemplar un bello espectáculo: el mar de nubes.

Aquí puedes observar la subespecie de Pinzón vulgar (Fringilla colebs canariensis) y Pinzón azul (Fringilla teydea).

09_Mar_de_nubes_Anillo_forestal._El_Teide_Tenerife

 Mar de nubes. Anillo forestal. El Teide (Tenerife)

Una vez en el Parque, puedes ir al Centro de visitantes y pedir información sobre los múltiples senderos que se pueden recorrer.

Pero mi recomendación principal es que inicies el recorrido lo más temprano posible, antes de que comience la afluencia masiva de visitantes.

Te aseguro que, por conocidos que te sean estos paisajes, por documentales, fotos, billetes etc., cuando los contemples “en directo” quedarás gratamente impresionado.

En cualquier caso, no dejes de acercarte a los Roques (Roque cinchado) y al Llano de Ucanca.

Si quieres realizar alguna subida, te recomiendo un sendero que yo no he hecho, pero del que tengo muy buenas referencias.

Se trata de un recorrido que se inicia  en  el Parador Nacional y sube al Alto de Guajara (2.718 m.). Es bueno iniciar el recorrido temprano. La duración es de algo más de cuatro horas. La dificultad no está tanto en los 600 metros de desnivel sino en los casi 3.000 metros de altura a la que estamos.

Al parecer hay posibilidades casi del cien por cien de observar Pinzón azul (Fringilla teydea)

Si realizas tu visita en primavera podrás contemplar las espectaculares inflorescencias del Tajinaste rojo (Echium wildpretii), que pueden alcanzar los dos metros de altura. 

10_Tajinaste._El_Teide_Tenerife

Tajinaste. El Teide (Tenerife)

Para volver a Santa Cruz te propongo que retrocedas hasta el Centro de visitantes y tomes la carretera TF-24 que te llevará a través de los pinares del Monte de la Esperanza hasta La Laguna (Localidad declarada Patrimonio de la Humanidad), cercana a Santa Cruz.

Otra ruta que te recomiendo es la península de Anaga.

A ser posible no realices esta ruta en día festivo ya que, por la cercanía con Santa Cruz y lo espectacular de su vegetación, es un lugar tradicional de excursiones de fin de semana.

Debes salir de Santa Cruz hacia el Norte, por la costa, hasta San Andrés. De aquí tomas la carretera que sube a las cumbres de Anaga.

En el macizo de Anaga encontrarás la frondosidad y la espesura de la laurisilva y del fayal-brezal y unos miradores con estupendas vistas.

Otro recorrido que puedes hacer, si dispones de tiempo suficiente es por la autopista hasta Puerto de la Cruz. Continúas hacia Icod de los Vinos, donde debes visitar el Drago Milenario, que por muy turístico que sea, es absolutamente impresionante.

Continúa por Garachico y Buenavista del Norte hacia la península de Teno.

Antes de llegar a la Punta de Teno, hay un tramo de la carretera que pasa justo debajo de unos acantilados que meten miedo (entre otras cosas porque, a veces caen piedras).

Aquí se encuentra el Mirador de la Monja. Te recomiendo que, con las debidas precauciones, eches un vistazo a los acantilados, porque son impresionantes y porque puedes tener la suerte (que yo tuve) de observar el Halcón de Berbería o Tagarote (Falco pelegrinoides), que cría en esta zona.

11_Moro_del_Diablo_Teno_Tenerife

Punta del Fraile (Tenerife)

En la Punta de Teno verás los acantilados que se extienden hacia el Sur, hasta Los Gigantes.

De vuelta, puedes desviarte hacia la derecha en dirección a Masca donde puedes recorrer, si tienes ganas de andar, el barranco del mismo nombre.

Más adelante tienes la opción de continuar la ruta enlazando en la localidad de Chio, con la carretera que sube al Llano de Ucanca y las Cañadas del Teide.

Si no andas bien de tiempo puedes hacer el regreso por Guia de Isora y la autopista del Sur, hasta Santa Cruz.

Selección de aves interesantes observadas

Canario (Serinus canaria)

Bisbita caminero (Anthus berthelotii)

Halcón de Berbería (Falco pelegrinoides)

GRAN CANARIA.-

Esta isla no la conozco prácticamente, así que me abstengo de dar indicaciones.

LANZAROTE.-

El principal atractivo de esta isla es el Parque Nacional de Timanfaya que, junto con el del Teide constituyen las dos manifestaciones de vulcanismo más importantes de las Canarias.

Lanzarote fue declarada en 1993 Reserva de la Biosfera por sus ecosistemas y paisajes volcánicos.

Yo cometí el error de visitarla en un solo día, en “plan japonés”. Conseguí mi objetivo pero debo volver para recrearme en unos paisajes tan formidables, que merecen una visita más detenida.

Aparte de la presencia de una importante población de Hubara (Chlamydotis undulata fuerteventurae), cuya existencia yo desconocía cuando hice mi visita, también es posible que observes Halcón de Eleonor (Falco eleonora) y Halcón de Berbería (Falco pelegrinoides)

Los lugares cuya visita te propongo son los siguientes:

Parque Nacional de Timanfaya. Te sugiero que llegues muy temprano para evitar aglomeraciones.

Desde el Centro de Visitantes, situado en el Islote de Hilario, hay un servicio de autobuses que realiza un recorrido por las zonas más impresionantes del Parque.

En cualquier caso mi consejo es que te informes con anticipación de los cambios que se hayan podido producir en la regulación de las visitas.

Entre Playa Blanca y el Golfo (al sur de la isla) están las salinas y laguna de Janubio, donde tienes buenas posibilidades de observación de aves acuáticas.

En el norte de Lanzarote puedes visitar el Mirador del Río. Otra obra proyectada por Cesar Manrique. Tiene una terraza con espléndidas vistas de La Graciosa y el estrecho entre ambas islas (denominado El Río).

También en el norte tienes dos lugares interesantes: La cueva de Los Verdes y Los Jameos del Agua.

La cueva de los Verdes es un espectacular tubo lávico con más de seis kilómetros de galerías exploradas. Se puede visitar con guía.

Los Jameos del Agua son sectores de tubo lávico hundido, donde se ha desarrollado un cangrejo ciego exclusivo de este lugar.

Prepárate para el impacto porque, si no han modificado el entorno, el lugar parece un híbrido entre un mesón y una sala de fiestas. En fin, lo importante es ver el dichoso cangrejito.

Entre las localidades de Uga y Masdache, circulando por la LZ-30 atraviesas La Geria, donde se ha conseguido, realizando un esfuerzo enorme, el cultivo de viñas sobre terreno volcánico.

Te recomiendo que pruebes el vino blanco de uva Malvasía que produce la bodega El Grifo (ojo: se trata de la figura quimérica cuya mitad superior es un águila y la inferior un león. No confundir con el grifo del cuatro de baño…)

FUERTEVENTURA.-

Esta es la única isla que he visitado dos veces con intenciones casi exclusivamente ornitológicas (y tal vez vuelva a hacerlo).

La lista de aves que se pueden observar contiene especies muy interesantes, pero Fuerteventura posee también unos paisajes maravillosos.

Al norte se encuentran las Dunas de Corralejo, extensos trenes de dunas móviles que puedes observar con facilidad recorriendo la carretera FV-1 de Corralero a Puerto del Rosario.

Te recomiendo que hagas un recorrido que, partiendo de Matas Blancas, al sur de la isla, te lleva por la FV-605 hasta Pájara y de allí hacia Betancuria por la FV-30.

De esta forma recorrerás el Parque Natural de Betancuria, la zona más montañosa de la isla y, si tienes suerte podrás observar el Guirre, que es como denominan aquí al Alimoche (Neophron percnopterus)

En cualquier caso, podrás admirar los desolados pero hermosos paisajes, observar la Tarabilla canaria (Saxicola dacotiae) o ver en alguno de los miradores, Ardilla moruna (Atlantoxerus getulus).

12_Ardilla_Terrestre._P.Nat._Betancuria_Fuerteventura

Ardilla terrestre. Parque Natural de Betancuria (Fuerteventura)

En Betancuria puedes visitar un museo etnográfico.

Si continúas hacia el norte por la FV-30 y te desvías a la izquierda por la FV-207, llegarás a Tefía, donde se encuentra el Ecomuseo de la Acogida, donde se han rehabilitado varias casas ambientadas interiormente en distintos usos tradicionales.

Otra visita que te recomiendo es la península de Jandía, particularmente El Jable y la interminable playa de Sotavento.

13_El_Jable_Janda_Fuerteventura

El Jable. Jandía (Fuerteventura)

14_Playa_de_Sotavento._Janda_Fuenteventura

Playa de Sotavento. Jandía (Fuerteventura)

En la playa de Sotavento, además de admirar su extensión y la casi ausencia de edificaciones, puedes observar, limícolas y gaviotas interesantes, como la Gaviota picofina (Larus genei).

En El Jable, además del desagradable impacto visual de los aerogeneradores, puedes deleitarte observando Hubara (Chlamydotis undulata fuerteventurae), Corredor (Cursorius cursor), Ortega (Pterocles orientales) etc.

Lo que te ruego es que si vas a intentar estas observaciones, extremes las precauciones para evitar molestias a las aves, sobretodo con la Hubara. Si no tienes experiencia en localizar ese tipo de esteparias que se mimetizan muy bien a pesar de su tamaño (Avutarda, Sisón etc.), puedes estar molestándolas sin darte cuenta. Aún sin llegar a verlas.

Si quieres ampliar información sobre esta especie en Canarias, consigue el Quercus 150 (agosto 1998) donde se publicó un artículo sobre la “Situación actual y problemas de conservación de la Hubara canaria”

SEO/BirdLife ha editado una Monografía de la avutarda hubara (Seguimiento de Aves 16)

Sobre la Tarabilla canaria se publicó un artículo en la misma revista: Quercus 178 (diciembre 2000).

Selección de aves interesantes observadas:

Tarabilla canaria (Saxicola dacotiae)

Alcaudón real (Lanius excubitor koenigi)

Cuervo (Corvus corax tingitanus)

Hubara (Chlamydotis undulata fuerteventurae)

Ortega (Pterocles orientales)

Bisbita caminero (Anthus bertoletti)

Corredor (Cursorius cursor)

Tarro canelo (Tadorna ferruginea)

Cotorra de Kramer (Psittacula krameri)

Curruca cabecinegra (sylvia melanocephala leucogastra)

Caviota picofina (Larus genei)

A continuación he seleccionado  una serie de publicaciones que te pueden ayudar en el tema ornitológico:

Aves del archipiélago canario (A. Martín) Editorial: Francisco Lemus Editor.

Aves nidificantes de Canarias (T. Sánchez) Editorial: Rueda.

Donde ver aves en Tenerife (E. García del Rey) Editorial: Turquesa.

Finding Birds in the Canary Islands (D. Gosney) Editorial: Gostours.

Espero que estas indicaciones te animen a conocer las Canarias si todavía no las has visitado y te sirvan para planificar alguna de las rutas.

 
Viaje naturalista a la isla de San Miguel (Azores)
Escrito por Carlos Segovia Espiau   
Martes, 12 de Mayo de 2009 19:22
Durante los meses de noviembre y diciembre de 2006, realicé, en compañía de mi mujer, un viaje a las islas Azores, concretamente a la isla de San Miguel que, además de ser la principal y de mayor superficie, ofrecía a priori mayor interés ornitológico y paisajístico.

Mi idea inicial era recorrer tres islas (San Miguel, Pico y San Jorge), pero debido a la escasa comunicación que existe entre ellas en temporada baja, me decidí por visitar una sola, dedicándole una estancia de seis días para poder recorrerla con tranquilidad.

Por la información conseguida, sabía que San Miguel ofrece buenas oportunidades para la observación de aves divagantes, especies y subespecies exclusivas del archipiélago y un endemismo exclusivo de esta isla: el Camachuelo de las Azores (Pyrrhula murina), llamado aquí Priolo.

El Camachuelo de las Azores tiene una población estimada de 200 a 300 individuos, siendo el ave más amenazada de Europa. BirdLife internacional la considera como una especie “globalmente amenazada de extinción”.

El interés paisajístico estaba en principio asegurado, ya que todas las informaciones hablan de la belleza de sus lagos, formados en el fondo de calderas volcánicas colmatadas.

Sin embargo yo tenía la duda si la isla no sería demasiado turística (masificación de visitantes, grandes complejos hoteleros etc.), con un territorio demasiado transformado por el hombre.

Pues bien, en lo referente al turismo, efectivamente se masifica, pero en verano. Nosotros hemos disfrutado de las vistas en unos miradores casi solitarios y almorzado en un restaurante con solo tres mesas ocupadas, que durante la temporada alta sirve 200 comidas diarias y tiene que cerrar las puertas a las tres de la tarde porque no deja de llegar gente.

Además los hoteles se concentran principalmente en la capital: Ponta Delgada.

En lo tocante al paisaje, efectivamente la isla está transformada casi en su totalidad, principalmente en pastizales para alimentar a las vacas. El parecido con Suiza es enorme.

Además existen numerosas especies invasoras que, en algunos casos, dominan el paisaje.

No obstante las zonas de montaña más agrestes, las calderas volcánicas y varias áreas protegidas mantienen una espectacular vegetación compuesta por especies autóctonas e introducidas:  Cedros de las Azores (Juniperus brevifolia), Brezo de Azores (Erica azorica), Laurel de Azores  (Laurus azorica), Durillo (Viburnum tinus ssp subcordatum) etc. junto con plantaciones de una conífera asiática (Cryptomeria japonica), unos impresionantes helechos arborescentes australianos (Sphaeropteris cooperi) etc.

A continuación te propongo cuatro rutas, para realizarlas cada una en una jornada, si quieres recorrerlas con calma. En caso contrario puedes enlazar dos en un solo día, pero eso limitará el tiempo de permanencia en cada lugar.

Además ten en cuenta que, aunque las distancias en la isla no nos grandes, las carreteras tienen muchas curvas y hacen lentos los desplazamientos.

Ruta 1 (Sete Cidades)

Inicia la ruta (desde Ponta Delgada) hacia el aeropuerto, por la carretera 1-1ª. A unos 12 Km. toma el desvío a la derecha hacia Sete Cidades, que es un pequeño pueblo que está situado dentro de un gran cráter colmatado que contiene dos lagos (Lagoa Verde y Lagoa Azul).

01_Sete_Cidades

Sete Cidades

02_Lagoa_Azul

Lagoa Azul

Tras 9 Km. de subida llegas a un mirador llamado Vista do Rey. Esta es una de las estampas más difundidas de la isla y si las nubes te lo permiten disfrutarás de su grandiosidad.

Probablemente a estas alturas ya habrás visto Ratonero común (Buteo buteo rothschildi) y Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea patriciae). Ambas especies son muy comunes en la isla.

03_Lagoa_Verde

Lagoa Verde

04_Lagoa_Verde

Lagoa Verde

Hay dos senderos que recorren  el borde superior del cráter, uno  por el lado oeste y otro por el este y norte.

De todos los senderos puedes obtener información en librerías de Ponta Delgada.

Si continuas hacia Sete Cidades, pasas junto a un mirador que tiene unas estupendas vistas a la lagoa de Santiago, también en un cráter volcánico.

05_Lagoa_de_Santiago

Lagoa de Santiago

Más adelante cruzas un puente entre los ya citados lagos Verde y Azul.

Este es un buen lugar para sacar el telescopio y echar un vistazo, ya que en invierno es posible observar divagantes como el Zampullín picogrueso (Podilymbus podiceps), Porrón bola (Aythya affinis), Cerceta aliazul (Anas discors), Silbón americano (Anas americana) etc.

Una vez cruzado el puente sale una pista de tierra hacia la izquierda que bordea parte del lago Verde. Siguiendo este camino tendrás unas vistas estupendas de la orilla más agreste del lago.

Desde el puente hasta el final de esta pista tuve oportunidad de observar varias veces Curruca capirotada (Sylvia atricapilla gularis) y Reyezuelo sencillo (Regulus regulus ssp).

06_Reyezuelo_sencillo_ssp

Reyezuelo sencillo (ssp)

07_Curruca_capirotada_gularis

Curruca capirotada (gularis)

Una vez en Sete Cidades, te puedes acercar de nuevo al lago Azul para echar un vistazo, ya que tienes un fácil acceso con el coche hasta la orilla.

Si piensas comer aquí, te recomiendo el restaurante O Arado y que pruebes los típicos “torresmos” y el vino tinto “Basalto” de la isla de Pico.

A partir de aquí tienes dos opciones:

Continúas hacia Mosteiros, saliendo del cráter por su lado norte

En la zona de Mosteiros tienes opciones de observar aves marinas desde varios observatorios de la costa.

Luego puedes volver a Ponta Delgada por Feteiras y Relva, o por el norte siguiendo la 1-1ª, hasta el desvío cerca de Capelas que te lleva a Ponta Delgada por la 4-1ª.

08_Costa_de_Mosteiros

Costa de Mosteiros

La otra opción es, si tienes ganas de andar, volver atrás hacia el mirador Vista do Rey.

Un kilómetro antes de llegar te desvías a la izquierda por una carretera que te lleva a Ponta Delgada pasando cerca de varios pequeños lagos (Lagoa do Canario, lagoa Rasa, Lagoa do Caldeirao etc.), que puedes visitar siguiendo un sendero establecido.

Ruta 2 (Lagoa das Furnas)

Sales de Ponta Delgada por la 1-1ª, en dirección este.

Dejas atrás Lagoa, Vila Franca do Campo y comienzas a subir encontrando zonas boscosas.

09_Lagoa_das_Furnas

Lagoa das Furnas

Finalmente llegas a la Lagoa das Furnas. Este lago, como casi todos en la isla, es un cráter que ha almacenado agua.

Sin embargo este tiene la peculiaridad de conservar cierta “actividad volcánica” en forma de fumarolas que emiten columnas de vapor y surgencias de agua burbujeante con un extraño olor entre sulfuroso y rancio.

Los habitantes del cercano pueblo de  Furnas utilizan unos agujeros practicados en el suelo para cocinar sus “cocidos nas caldeiras” que no debéis dejar de probar (con tinto Basalto, por supuesto). Para ello os recomiendo el restaurante Aguas Quentes.

10_Fumarolas_L._das_Furnas

Fumarolas (Lagoa das Furnas)

11_Fumarolas_L._das_Furnas

Fumarolas (Lagoa das Furnas)

Entre la carretera, que recorre la orilla oriental y un camino que lo hace por el sur y oeste, las posibilidades de observación en este lago son muchas.

Debéis estar muy atentos porque aquí hay citas de Pato joyuyo (Aix sponsa), Cerceta americana (Anas carolinensis) y Zampullín picogrueso (Podilymbus podiceps), entre otras.

Aquí, como en Sete Cidades, es fácil que observes Curruca capirotada (Sylvia atricapilla gularis), Reyezuelo sencillo (Serinus Serinus ssp) y Paloma torcaz (Columba palumbus azorica).

En Furnas, además de comer, puedes visitar otras fumarolas pegadas al mismo pueblo y el Parque Botánico Terra Nostra. En él encontrarás tanto especies botánicas autóctonas como exóticas.

En el interior del parque hay un lago artificial de agua termal ferruginosa donde te puedes bañar si lo deseas.

Tras la visita a Furnas te recomiendo que continúes la ruta por la 2-1ª hacia la costa norte de la isla, dirección Ribeira Grande.

A unos 4 Km. de Furnas hay un desvío a la izquierda que te lleva al Pico do Ferro.

Desde ese mirador tendrás unas vistas excepcionales de la Lagoa da Furnas.

12_Lagoa_das_Furnas_desde_el_Pico_do_Ferro

Lagoa das Furnas desde el Pico do Ferro

La vuelta puedes hacerla continuando unos 3 Km. más y girando a la izquierda en dirección Vila Franca do Campo y Ponta Delgada.

Si te queda tiempo puedes acercarte a la Lagoa do Congro, aunque debes prestar atención, ya que está mal señalizado.

Ruta 3 (Serra da Troquiera)

La Serra da Tronqueira es el último reducto del Camachuelo de la Azores (Pyrrhula murina).

Su área de distribución está protegida bajo la figura de ZEPA  Pico da Vara / Ribeira do Guilherme y constituye el más extenso monteverde (laurisilva) de la isla, aunque aquí también ha llegado la flora exótica invasora.

Para llegar a este lugar debes dirigirte a Furnas, de allí a Provoaçao y continuar hacia Nordeste por la 1-1ª.

Pasando Provoaçao, a los 7 Km., hay un desvío a la izquierda con una indicación: Nordeste Rota da Tronquiera. Ese es el camino que debes tomar.

Aunque unos mapas la califiquen como “carretera secundaria” y otros como “regional”, la realidad es que se trata de una pista de tierra. Eso sí, está en bastante buen estado y se puede circular por ella con un turismo, con las debidas precauciones, al menos en los tres primeros kilómetros.

Lo primero que llama la atención es la densidad de la vegetación y también los enormes helechos arbóreos que aparecen de vez en cuando.

13_Serra_da_Tronquiera

Serra da Tronqueira

14_Serra_da_Tronquieira

Serra da Tronqueira

Mi intención era recorrer este camino en coche, haciendo frecuentes paradas de observación en las zonas más despejadas de vegetación o cuando observara movimiento de pájaros. Si no tenía éxito, repetiría el recorrido andando para ampliar las posibilidades de observación.

Me había reservado todo el día para la búsqueda del “Priolo”, pero tuve la inmensa suerte de verlo a los 10 minutos de empezar.

A unos 500 metros del desvío donde dejamos la carretera asfaltada, el camino se ensancha y gira a la izquierda. En ese lugar, a la izquierda de la pista, hay un Plátano de Indias. Como observé movimiento de pájaros decidí parar y echar una ojeada con los prismáticos.

Antes de alejarme 5 metros del coche vuelan dos pájaros desde el bosque al Plátano de Indias. Los enfoco con los prismáticos y allí estaban: Dos individuos de Camachuelo de las Azores (Pyrrhula murina).

No me lo podía creer. Además fueron bajando a las ramas inferiores del árbol. Me permitieron volver al coche, coger la cámara y acercarme de nuevo para hacerles algunas fotos antes de volar a otro árbol cercano.

Aunque parecían no preocuparse por mi presencia, decidí no volver a acercarme para intentar más fotos. Me dediqué a recrearme tranquilamente en su observación hasta que se alejaron definitivamente. Fueron unos cinco minutos que me supieron a gloria.

15_Camachuelo_de_las_Azores

Camachuelo de las Azores (Priolo)

Espero que tengas la misma suerte que yo el día que realices esta ruta.

En función del tiempo que dediques al “Priolo” y a la laurisilva, puedes parar de nuevo en la Lagoa das Furnas y probar suerte con los divagantes.

Ruta 4 (Lagoa do Fogo)

Si andas corto de tiempo, la Lagoa do Fogo puedes visitarla rápidamente ya que desde Ponta Delgada se tarda poco más de media hora en llegar.

Hay dos miradores desde los que se tienen unas vistas espectaculares de esta magnífica laguna que, si bien está formada también en el fondo de un cráter, tiene unas características que le confieren gran belleza. No dejes de visitarla.

En cualquier caso te recomiendo que realices la ruta completa, ya que tiene otros grandes alicientes, aparte de la Lagoa do Fogo.

Inicias el recorrido saliendo de Ponta Delgada y tomando la 5-2ª al finalizar el tramo de autovía (vía rápida).

En poco tiempo y tras fuertes subidas llegarás a un mirador llamado Barrosa.

Como esta laguna es la que está a mayor altura de todas, con frecuencia se encuentra envuelta en nubes. De ser así, ten paciencia y espera un rato, porque es posible que algún claro te permita ver, entre la bruma, el formidable espectáculo de la vista del lago, con su accidentada orilla y sus paredes con desniveles de hasta 300 metros.

La Lagoa do Fogo es Reserva Natural desde 1974 y forma parte de la Red Natura 2000 al ser Sitio de Importancia Comunitaria.

16_Lagoa_do_Fogo

Lagoa do Fogo

17_Lagoa_do_Fogo

Lagoa do Fogo

Dentro del perímetro de la Reserva Natural puedes encontrar especies endémicas de las Azores como  Cedro de las Azores (Juniperus brevifolia), llamado aquí “Cedro do mato”, Laurel de Azores (Laurus azorica), Brezo de Azores (Erica azorica), Tabarba arborescente (Euphorbia stygiana), etc.

Más adelante hay otro mirador que domina el lago desde distinto ángulo.

Existen senderos para recorrer la caldera y bajar al lago.

Continúa la bajada hacia Ribeira Grande y en una curva a la derecha, muy cerrada, encontrarás el indicador de Caldeira Velha. Aparca el coche e inicia un corto recorrido a pié.

18_Caldeira_Velha

Caldeira Velha

19_Cascada_ferruginosa_termal

Cascada termal ferruginosa

Se trata de barranco en el que conviven vegetación autóctona y foránea. Tiene una enorme frondosidad  de gran belleza en la que abundan los formidables Helechos arbrescentes (Spaeropteris cooperi) acompañados de Laurel de Azores (Laurus azorica), Brezo de Azores (Erica azorica), y gran cantidad de Acacia Australiana (Acacia Melanoxilon).

Si a toda esta verde espesura añadimos los toques exóticos de una fumarola, lanzando vapores sulfurosos entre los Helechos arborescentes y una cascada de aguas ferruginosas y templadas donde puedes bañarte, el ambiente es absolutamente alucinante.

Además, aquí es posible observar Reyezuelo sencillo (Regulus regulus ssp).

De vuelta al coche continúas hacia Ribeira Grande. Antes de llegar a esta población encuentras un cruce que tomas a tu derecha, dirección Porto Formoso, Sao Brás etc. pero a un kilómetro aproximadamente coges un desvío que te lleva a Caldeiras y Lombardas.

Una vez que pasas Caldeiras (un antiguo balneario sin actividad) la carretera se estrecha increíblemente hasta Lombardas. El último tramo del recorrido (en fuerte bajada), te permite contemplar los impresionantes barrancos que aportan agua a la Riberia Grande en su tramo superior y las zonas boscosas “colgadas” de laderas casi verticales. Las laderas sin árboles están cubiertas por matorral de escaso porte compuesto principalmente por Durillo (Viburnum tinus ssp)

20_Tramo_superior_de_Ribeira_Grande

Tramo superior de Ribeira Grande

21_Durillo_Viburnum_tinus_ssp

Durillo (Viburnum tinus ssp)

Al subir de Lombardas toma un desvío a la derecha, en lugar de bajar de nuevo a Caldeiras. Esta carretera pasa por la base del Monte Escuro (889 m.), en una extensa zona donde hay repoblaciones forestales recientes. Seguidamente encuentras otro desvío. El de la izquierda (no está señalizado) te lleva a Sao Brás.

Es esta zona puedes visitar las plantaciones de té y la fábrica Gorreana que sigue utilizando maquinaria del Siglo XIX.

Cerca de Ribeira Grande puedes acercarte al mirador de la Ponta do Cintrao, echar un vistazo a los acantilados y a las aves marinas.

Si todavía tienes luz suficiente, te recomiendo que subas de nuevo a la Lagoa do Fogo para contemplar el lago (con permiso de las nubes) con una luz muy diferente a la de la mañana.

El regreso a Ponta Delgada por Lagoa es rápido, como ya sabes.

OTROS LUGARES DE OBSERVACION DE AVES

Además de los ya citados, hay dos lugares con buenas posibilidades para la observación de aves marinas. Estos son el puerto y la costa de Vila Franca do Campo y el puerto de Ponta Delgada.

Al atardecer se congregan gran cantidad de gaviotas en el puerto comercial de Ponta Delgada. Sobre todo Gaviota patiamarilla (Larus cachinnans atlantis), Gaviota Sombría (Larus fuscus ssp) y Gaviota reidora (Larus ridibundus).

Pero hay citas invernales de divagantes como Gaviota reidora americana o Gaviota guanaguanare (Larus atricilla), Gaviota de Delaware (Larus delawarensis), Gaviota de Franklin (Larus pipixcan), Gaviota argéntea americana (Larus Smithsonianus) etc.

Esto justifica sobradamente que te instales alguna tarde en el paseo marítimo con el telescopio y eches un vistazo a ver si hay suerte.

Por mi parte yo pude observar una Gaviota de Delaware (Larus delawarensis).

INFORMACIONES GENERALES:

Mi consejo es que no programes tu viaje en temporada alta para evitar la afluencia masiva de visitantes. En cambio, si lo realizas en invierno, tienes oportunidades de observar divagantes poco comunes para nosotros.

El inconveniente es que en invierno puede hacer mal tiempo, por lo que te recomiendo que dispongas de tiempo de sobra por si tienes algún día inutilizado por la lluvia y el viento. Nuestro primer día de estancia en San Miguel hizo un temporal de viento y lluvia que solo nos permitió hacer un recorrido en coche por la costa, casi sin poder bajarnos en toda la jornada.

Bajo mi punto de vista, cinco o seis días es un tiempo sobrado (salvo catástrofe climatológica) para visitar con calma la isla y tres, el mínimo para recorrer los lugares más importantes pero sin embobarse y pidiendo a los Dioses que no aparezca una borrasca.

Si realizas el viaje en invierno, ten en cuenta que los días son muy cortos. En esa época del año, en las Azores, a las 5’30 de la tarde ya es de noche (hay dos horas de diferencia con España). Por lo tanto debes madrugar todo lo posible para aprovechar las horas de luz.

Para organizar el viaje te recomiendo que compres la “Guía Viva AZORES” editada por Anaya.

La cartografía de la isla que te ofrecen en la Oficina de Turismo es un mapa 1:120.000 con el que tienes de sobra para moverte por las carreteras. Ojo con el freytag & berndt  a escala 1:75.000 que tiene la ventaja de abarcar todas las islas, una impresión clara y con mucho detalle, pero las carreteras no están actualizadas y te encuentra con algunas que ni siquiera están en el mapa.

Toda la cartografía referente a carreteras y la específica de senderos puedes encontrarla en la librería del centro comercial Solmar en la Avda. Infante D. Henrique, en Ponta Delgada.

Para el pajareo te recomiendo compres la guía (en inglés) Birds of the Atlantic Islands de Tony Clarke editada por Christopher Helm (Londres).

Para información sobre el Camachuelo de las Azores entra en la Web: www.spea.pt (spea - priolo).

También puedes pedir información a Spea-Açores- Apartado 14- 9630 NORDESTE - S. Miguel -Portugal.

Tel/fax (351) 296 488 455 - E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Para aves de Azores en general: www.azores.seawatching.net y www.birdtours.co.uk

Por último, ten cuidado con el sobrepeso en el equipaje. Los “desagradables” de Aerolíneas SATA AZORES no pusieron pegas en el vuelo de ida, pero nos cobraron en el de vuelta, a pesar de llevar el mismo peso: cinco kilos de más por persona.

Espero que estas rutas te animen a visitar esta isla y te ayuden a planificar más fácilmente tu visita.

AVES OBSERVADAS:

Garceta común (Egretta garzetta)

Garza real (Ardea cinerea)

Ánade real (Anas Platyrhynchos)

Ratonero común (Buteo buteo rothschildi)

Polla de agua (Gallinula chloropus)

Focha común (Fulica atra)

Vuelvepiedras (Arenaria interpres)

Gaviota reidora (Larus ridibundus)

Gaviota de Delaware (Larus delawarensis)

Gaviota sombría (Larus fuscus ssp)

Gaviota patiamarilla (Larus cachinnans atlantis)

Paloma torcaz (Columba palumbus azorica)

Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea patriciae)

Petirrojo (Erithacus rubecula)

Mirlo común (Turdus merula azorensis)

Curruca capirotada (Sylvia atricapilla gularis)

Reyezuelo sencillo (Regulus regulus ssp)

Estornino pinto (Sturnus vulgaris granti)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs moreletti)

Canario (Serinus canaria)

Verderón común (Carduelis chloris aurantiiventris)

Jilguero (Carduelis carduelis parva)

Camachuelo de las Azores (Pyrrhula murina)

 
Viaje naturalista por Madeira
Escrito por Carlos Segovia Espiau   

Durante los días 26 de noviembre al 4 de diciembre de 2005, cuatro miembros de Andalus realizamos un viaje a Madeira.

Queremos compartir con todos vosotros la formidable experiencia vivida,  para animaros a realizar este viaje y para ayudaros, os presentamos varias rutas por los lugares más interesantes que hemos conocido.

Madeira es una isla de origen volcánico, situada en el Atlántico a 1.000 km. de Portugal.

Por su situación geográfica la vegetación dominante es la laurisilva, que ocupa gran de la isla. De hecho las dos terceras partes de su superficie están declaradas Parque Natural.

00_Carretera_de_Faial

Carretera de Faial

00_Laurisilva._Ribeiro_Fro

Laurisilva. Ribeiro Frío.

Madeira es el paraíso de los senderistas porque posee una extensa red de “levadas” (acequias) para el transporte de agua desde las montañas del interior hasta la costa.

Si bien algunas están en desuso, una gran cantidad se encuentran en muy buen estado y se utilizan en la actualidad para realizar recorridos por todo el interior montañoso, transitando por barrancos profundos tapizados de una impenetrable selva de lauráceas.

Si estás en forma y tienes interés en realizar alguno de esos recorridos, te recomiendo que cuando llegues, compres el libro: Acequias y senderos de Madeira. 50 paseos a pie, de Raimundo Quintal, publicado por Ediciones Francisco Ribeiro.

Hay un libro titulado: Onde observar aves no arquipélago da Madeira (Delgado C.) con versiones en portugués e inglés. Está editado por la Sociedade portuguesa para o estudio das aves (SPEA).

Hay una guía en inglés editada por Cristopher Helm, Londres: Birds of the Atlantic Island sobre las aves de Madeira, Azores, Canarias y Cabo Verde.

Te recomiendo que te pongas en contacto con nuestros amigos ecologistas del SPEA-MADEIRA, Travessa das Torres 2-A. 1º Andar. 9060-314 Funchal. Tlfno.: (351) 291 241 210.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

En cualquier caso es interesante que te compres un buen mapa de escala 1:60.000 como mínimo, ya que los que te dan en los hoteles y oficinas de turismo son muy pequeños y ofrecen pocos detalles.

En caso de que no quieras hartarte de andar y simplemente dar unos agradables paseos, observando la vegetación, el paisaje y las aves, te propongo las siguientes Rutas cortas.

Ruta 1.- Balcoes (Ribeiro Frío)

Está al Norte, muy cerca la capital, Funchal. Se sale por la carretera  que va al Parque ecológico de Funchal y a Santana, un pueblo situado en la costa norte de la isla.

Ribeiro Frío es un pequeño núcleo de casa situadas junto a la carretera. Hay un bonito restaurante: el Victor’s.

De aquí sale un corto sendero de un kilómetro aproximadamente, que nos lleva a través

de un bosque de lauráceas hasta un impresionante mirador, con vistas a un amplio valle de empinadas laderas totalmente cubiertas de vegetación.

101_6521

Balcoes

Además del interés botánico y paisajístico, aquí puedes observar la Paloma de Madeira (Columba trocaz), un endemismo de la isla. También es fácil que observes la subespecie de Pinzón vulgar (Fringilla coelebs maderensis) y si prestas un poco de atención en la espesura, Reyezuelo listado (Regulus ignicapillus madeirensis).

03_Pinzn_vulgar_Fringilla_coelebs_maderensis

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs maderensis)

Aparte de este corto sendero tienes posibilidad de realizar otros más largo, como el de la “levada da Serra de Faial” que tiene 40 Km. de longitud.

En las inmediaciones de Ribeiro Frío hay unas casas rurales con una ubicación envidiable. ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla )

Ruta 2.- Pico do Arieiro.

Esta ruta la puedes realizar (en su versión corta) el mismo día que realices la de Ribeiro Frío, ya que están en la misma zona.

Se sale de Funchal por la misma carretera y se toma el desvío a la izquierda que indica Pico do Arieiro.

El Arieiro (1818m.) es una de las cumbres más altas de Madeira. Su interés principal estriba en que desde su cumbre se divisa gran parte de la isla en los días despejados. Es muy turístico, ya que se puede llegar hasta la cumbre en coche, pero merece la pena por lo espectacular de las vistas.

Además, de aquí sale un sendero que te recomiendo recorras, al menos en su primera parte, ya que te llevará a unos miradores impresionantes.

04_Pico_do_Arieiro_1

Pico Arieiro

DSC06754

Sendero Pico do Arrieiro

Este sendero continúa por lugares increíbles, pasa por la cumbre más alta de Madeira, el Pico Ruivo, de 1862m. y recorre gran arte de los picos más altos de la isla.

Para este recorrido (nosotros no lo realizamos) te recomiendo te informes bien ya que, según parece, es de gran dificultad. Incluso puede ser peligroso ya que el tiempo cambia a veces muy rápidamente.

Aquí puedes observar Ratonero común, Cernícalo vulgar (ambos son abundantes en Madeira) y Bisbita caminero (Anthus Berthelotti).

Al parecer en estos paredones rocosos cría el Petrel freira (Pterodroma Madeira).

Ruta 3.- Cascada do Risco.

Esta ruta está situada en las cercanías de una meseta llamada Paúl da Serra.

Si sales desde Funchal, te recomiendo que tomes la autovía dirección Ribeira Brava. Poco antes de llegar, a la salida de un largo túnel sigues los indicadores de Sao Vicente. La carretera se dirige hacia el Norte por un precioso valle formado por la ribera da Serra de Agua.

06_Acantilado_de_Ribeira_Brava

Ribeira Brava

Más adelante subes a la Boca da Encumeada, que es un puerto de montaña de 1007 m. desde el que se observa el mar al Norte y al Sur de la isla y el paisaje es impresionante.

En el puerto tomas el desvío a Paúl da Serra. Después de atravesar la meseta te encontrarás a la derecha con un hotel y una especie de venta de carretera. Aquí tienes una opción para comer y quedarte a dormir (www.hotelpicodaurce.com).

Algo más adelante encontrarás una explanada habilitada como aparcamiento de coches. De allí sale una estrecha carretera que te lleva hasta las casas de Rabaçal, a dos Kilómetros aproximadamente.

Si quieres ahorrarte este recorrido a pie, existe un servicio de transporte en minibús que por 3 euros/persona te lleva a las casas y te recoge más tarde.

De estas casa parten dos senderos, el que te proponemos y otro llamado 25 Fontes.

La Cascada do Risco es un impresionante salto de agua situado al fondo de un espectacular barranco de paredes casi verticales, cubiertas de laurisilva.

08_Cascada_do_Risco

Cascada do Risco

En la zona de bosque es fácil observar Pinzón vulgar (Fringilla coelebs maderensis) y Reyezuelo listado (Regulus ignicapillus madeirensis). En el aparcamiento puedes observar la subespecie Curruca tomillera (Silvia conspicilliata orbitalis)

El camino es muy cómodo y su longitud es de 1’5 Km. aproximadamente. Como se realiza en poco tiempo, al volver puedes iniciar el recorrido de las 25 Fontes y alargarlo más o menos según el tiempo disponible.

Ruta 4.- Chao da Ribeira.

Saliendo de Funchal te diriges hacia Sao Vicente y de aquí a Seixal.

El recorrido entre estas dos localidades puedes hacerlo utilizando el trazado antiguo de la carretera, que va pegado a la costa bajo el acantilado y con algunos preciosos saltos de agua. Eso sí, ten cuidado con las piedras que pueden caer.

Poco antes de llegar a Seixal, sale a la izquierda una pequeña y empinada carretera que te llevará a Chao da Ribeira.

El interés principal de este lugar estriba en la posibilidad de observar Paloma de Madeira (Columba trocaz). Nosotros vimos unos 10 individuos, en un maravilloso valle cubierto de laurisilva y numerosos saltos de agua.

09_Chao_da_Ribeira

Chao da Ribeira

También  hay un restaurante llamado Casa de Pasto, donde sirven unas espetadas de carne estupendas. Aquí utilizan para ensartar la carne varas de laurel.

Aparte de estos lugares te recomendamos una visita a la Ponta de Sao Lourenço y a la Ponta do Pargo, situadas respectivamente al Este y al Oeste de la isla.

Ambas ofrecen buenas posibilidades para la observación de aves marinas en paso, pero nosotros, por las fechas de nuestro viaje, no vimos gran cosa.

En cualquier caso merece la pena recorrer el sendero de la Ponta de Sao Lourenço y asomarse al faro de la Ponta do Pargo, solo por la belleza del paisaje.

10_Ponta_da_Sao_Loureno_2

Ponta da Sao Lourenço

11_Ponta_do_Pargo

Ponta do Pargo

Bueno amigos, esto es todo. Espero que os animéis a realizar un viaje a Madeira y que estas Rutas que os ofrezco, os faciliten la programación de la visita.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 10 de 11
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack